Reducción de mamas

Las mujeres con pechos excesivamente desarrollados tienen posibilidades de padecer algunos inconvenientes debidos al exceso de peso, como molestias en la espalda y en cuello o irritaciones de la piel. El objetivo de la mamoplastia de reducción es proporcionar a la mujer unos pechos más equilibrados con resto de su cuerpo, haciendolos más reducidos, livianos y firmes. Asimismo, se puede reducir también el tamaño de la areola en la misma intervención.

  • FICHA TÉCNICA
  • Tiempo quirúrgico: 2-3 horas
  • Anestesia: General
  • Hospitalización: 1 noche
  • Recuperación: 1 semana
  • Resultados: 30 días
Antes
Después
Antes
Después
foto de cirugía de reducción de mamas antes y después
Antes
Después

El procedimiento empleado es muy similar al aplicado en la elevación de mamas (mastopexia). La diferencia es que en la reducción de pecho se extrae el exceso de grasa, y en ocasiones, parte de la mama.

LA PRIMERA VISITA A TU CIRUJANO PLÁSTICO

En la primera visita tendrás que sincerarte y comunicarte con el cirujano de la forma más abierta posible. Cuéntale tus expectativas. Durante el examen físico, se medirán tus proporciones y el experto tendrá que informarte de las técnicas más idóneas en tu caso. También será importante que, en caso de que sufras dolores o afecciones a causa del peso extra de tu región mamaria, lo comuniques en la consulta.

LA ELECCIÓN DE LA TÉCNICA

Una reducción de mamas, bien sea a una edad avanzada, tras haber tenido varios partos, o en la etapa -por sufrir un prominente desarrollo de los pechos (gigantomastia)-, se lleva a cabo generalmente a través de una mastopexia. Este método radica fundamentalmente en quitar el exceso de piel y tejido mamario sobrante, hasta hallar la reducción del tamaño ideal. Además, comúnmente unas mamas excesivamente grandes acostumbran a estar caídas. Por esto hay que estudiar también el nivel de ptosis (caída de la mama) para esoger las técnicas más correctas para la intervención de reducción de pecho.

EL PREOPERATORIO

Para una operación de mamoplastia de reducción, es básico que previamente te prescriban un análisis de sangre, un electrocardiograma, una mamografía y una radiografía de tórax. Paralelamente, en esta fase es muy favorable que comiences a humectar tus pechos con una crema hidratante. En caso de ser fumadora, intenta dejarlo, ya que los tejidos van a necesitar aportaciones extra de oxígeno para regenerarse. Finalmente, tu doctor procederá a informarte del día y la hora de la intervención.

EL DÍA DE LA OPERACIÓN DE PECHO

¡Al fin llegó el ansiado día! En el hospital te van a proporcionar ropa interior esterilizada y el área a intervenir se limpiará a conciencia. Luego te suministrarán anestesia general y quedarás inmersa en un largo y profundo sueño mientras se lleva a cabo la cirugía de reducción de pecho.

EL POSTOPERATORIO

Quedarás ingresada una noche, acompañada de algún familiar o amigo si lo prefieres. Y al día siguiente, o cuando el médico lo autorice, tendrás la posibilidad de dejar el hospital. A lo largo de los próximos diez días vas a ir sintiéndote cada vez mejor. Y tras dos semanas ya tendrás ánimos y fuerza para volver a tu rutina. En la reducción de mamas, se recomienda dejar que pasen algunos días más en comparación a lo que comúnmente se sugiere en las cirugías de aumento de mamas.

LA VUELTA A LA RUTINA DESPUÉS DE UNA REDUCCIÓN DE PECHO

A lo largo de los siguientes meses te vas a sentir totalmente recuperada y, desde luego, con un pecho muchísimo más bello y proporcionado. Tu propio cuerpo te irá avisando de los movimientos que puedes llevar a cabo, recuperando tu actividad poco a poco. No hagas movimientos bruscos ni levantes peso. Con el tiempo también la tensión de las mamas irá desapareciendo. Es primordial, además, que utilices sujetadores y cremas que hidraten y reafirmen correctamente, lo que contribuirá a que tu pecho mantenga su forma, y siga erguido, mucho más tiempo.

CONSÚLTANOS Pídenos una cita y estaremos encantados de atenderte.

    PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE REDUCCIÓN DE MAMAS

    ¿VOY A NECESITAR MASAJES EN EL PECHO?

    El especialista te asesorará en ese sentido, porque los masajes solo son necesarios en determinadas circunstancias.

    SI LO NECESITO, ¿ME REDUCIRÁN TAMBIÉN LA AREOLA EN LA INTERVENCIÓN?

    Sí, porque el cirujano puede aprovechar el tiempo de quirófano para minimizar su tamaño. Esto es posible, además, porque normalmente las incisiones se realizan en las areolas.

    ¿QUÉ REMEDIOS EXISTEN PARA ACELERAR LA CICATRIZACIÓN?

    Hay diversos productos que contribuyen a que las cicatrices se curen antes, como las tiras de TROFOLASTIN. Estas deben aplicarse sobre la cicatriz. Asimismo, también es recomendable el aceite de rosa de mosqueta, entre otros productos que te podrá recomendar el especialista.

    ¿SON NECESARIOS LOS DRENAJES DESPUÉS DE LA CIRUGÍA?

    Sí, suelen ser aconsejables, aunque tu cirujano te informará de ello analizando tu caso en concreto. No siempre son necesarios, ya que, como se utilizan para eliminar líquidos, pueden también llegar a ser una vía de acceso a infecciones provenientes del exterior.