Mamas Tuberosas

En la adolescencia, algunas chicas sufren una malformación en sus pechos que hace que estos adquieran una forma similar a un tubo o cono más o menos grueso, de ahí la denominación de mamas tuberosas. Hay una categorización de las mamas tuberosas por grados; algunos son inapreciables pero otros pueden llegar a perjudicar la estabilidad emocional y la forma de relacionarse.

  • FICHA TÉCNICA
  • Tiempo quirúrgico: 2-3 horas
  • Anestesia: General
  • Hospitalización: 1 noche
  • Recuperación: 1 semana
  • Resultados: 30 días
Antes
Después
antes y después de operación de pecho tuberoso
Antes
Después
Antes
Después

Esta clase de malformación desemboca en unas mamas tubulares, también denominadas caprinas, constreñidas o con hernia areolar. Hay diferentes grados de desarrollo: mama tuberosa de grado 1, donde la areola se halla desviada hacia abajo y hacia adentro, produciendo una caída de los pechos; mama tuberosa de grado 2, que se destaca por una areola demasiado grande y que mira hacia abajo, con unas mamas de aspecto muy tubular; y, finalmente, mama tuberosa de grado 3, que se produce en menos del 25% de las situaciones y donde la base mamaria está retraída y su aspecto es similar al de un cono.

LA PRIMERA VISITA A TU CIRUJANO PLÁSTICO

En la primera visita, es esencial informar al especialista sobre tus expectativas. De ahí, y tras una exploración física, nacerán las bases para sugerirte el mejor diagnóstico. El cirujano, además, te facilitará datos acerca de la anestesia y del hospital (o clínica) donde se va a practicar la intervención. El hospital debe cumplir todas las garantías y tener servicios suficientes para enfrentar algún imprevisto. Tu salud es lo primero. Y con todo ello tendrás la posibilidad de tomar la elección de si el cirujano plástico que te ha atendido será quien intervenga tus mamas tuberosas.

LA ELECCIÓN DE LA TÉCNICA Y EL USO DE PRÓTESIS

Cada persona es única, y dependiendo de cada constitución física puede ser aconsejable una técnica u otra para corregir unas mamas tubulares. Si hablamos de una ligera anomalía, esta puede subsanarse con un implante mamario, sin necesidad de otras técnicas e incisiones que se necesitarían en grados superiores de tuberosidad. En estos casos (los más graves), sí se procede a una restructuración glandular completa. En muchos casos, la cirugía finaliza con la introducción de una prótesis mamaria, ya que además de aumentar el volumen de la mama, contribuye a optimizar su reestructuración.

EL PREOPERATORIO

Si has decidido remodelar tus mamas tuberosas, lo mejor es no impacientarte si estás nerviosa. Para una intervención de esta clase, es preciso hacer una prueba de sangre, una radiografía de tórax, una mamografía y un electrocardiograma. Si fumas, ten en cuenta que el tabaco obstaculiza la aportación adicional de oxígeno que requieren los tejidos para regenerarse con eficacia.

EL DÍA DE LA OPERACIÓN DE MAMAS TUBEROSAS

Ya en el centro hospitalario comenzarán los preliminares de la operación de mamas tuberosas. El cirujano dibujará en tu cuerpo unas líneas que se utilizarán como guías para la operación, y la zona se recubrirá con una solución de yodo y otras sustancias, para limpiarla y desinfectarla. Te administrarán anestesia general y, cuando despiertes, podrás ver tu pecho protegido con un brasier o sostén postquirúrgico.

EL POSTOPERATORIO

Tras la operación de mamas tuberosas, quedarás ingresada mientras tu cuerpo se comienza a adaptar a su nueva fisonomía. Esa noche tendrás la posibilidad de estar acompañada en tu habitación. Al día siguiente, tras el visto bueno de tu cirujano, tendrás la posibilidad de marcharte a casa. Al principio vas a necesitar reposo y te verás un poco débil, con las mamas algo hinchadas. No obstante, tras aproximadamente una semana ya tendrás la posibilidad de volver a tu día a día.

LA VUELTA A LA RUTINA TRAS LA OPERACIÓN DE PECHO

Los implantes de pecho irán situándose a lo largo de los meses siguientes. Por eso es aconsejable evitar posibles golpes y movimientos bruscos, y no esforzarse cogiendo peso. No tengas prisa, cada paciente tiene un ritmo de rehabilitación diferente. Verás que cada día te sientes mejor que el anterior, y la inflamación de tus mamas irá desapareciendo poco a poco.

CONSÚLTANOS Pídenos una cita y estaremos encantados de atenderte.

    PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE MAMAS TUBEROSAS

    SI QUIERO MÁS VOLUMEN, ¿ME PONDRÁN TAMBIÉN UN IMPLANTE?

    Sí, porque normalmente la corrección de mamas tuberosas conlleva la implantación de una prótesis. Por ello, además de tratar la glándula mamaria, se aumenta la talla de pecho. No obstante, has de tener en cuenta que, si hay poca elasticidad en los tejidos, esto puede limitar en cierta medida el tamaño del implante mamario.

    ¿QUÉ PASARÍA SI TENGO UNA ANOMALÍA GRAVE Y EL ESPECIALISTA SOLO ME COLOCA UN IMPLANTE?

    Esto no sucederá si te ha atendido un profesional titulado y con experiencia. Si la tuberosidad es grave, si no se lleva a cabo una corrección de la glándula mamaria y solamente se implanta una prótesis, habría posibilidades de que apareciera un “doble surco”. Así solo se acentúa el aspecto tuberoso, ya que se marcaría el lugar entre la glándula y la prótesis, lo que provocaría lo que se conoce como “doble pliegue submamario”.