Lipofilling facial

Para las arrugas y surcos pronunciados, o falta de volumen en los rasgos de la cara, se pueden usar injertos de grasa, técnica conocida en inglés como lipofilling. La lipoestructura facial consiste en aplicar rellenos con el propio tejido graso del paciente, previamente purificado.

  • FICHA TÉCNICA
  • Tiempo quirúrgico:
  • Anestesia:
  • Hospitalización:
  • Recuperación:
  • Resultados:

Lipoestructura o lipofilling facial, ¿qué es?

El lipofilling o lipoestructura facial no se debe confundir con el término ‘lipoescultura’, más relacionada con la liposucción corporal -extracción de grasa para mejorar la figura-. La técnica del lipofilling permite rellenar arrugas y surcos profundos en el rostro que aparecen con el envejecimiento. Pero el especialista en este caso no trabaja con ácido hialurónico sino con la grasa del propio paciente, una vez extraída y purificada.

Pero eso no es todo, porque el lipofilling facial restituye la pérdida de turgencia y las depresiones o hundimientos en la cara. Por ejemplo, se pueden aumentar unas mejillas poco proyectadas, que tienen aspecto huesudo y dan sensación de vejez. O corregir los surcos nasogenianos, mejorar el ángulo mandibular, la zona de las sienes, etc. La versatilidad de la lipoestructura facial es innegable.

Lipofilling facial: antes y después

Los candidatos a un lipofilling son pacientes que acusan una falta de volumen en el rostro, y que pueden tener también arrugas profundas y surcos. Pero tras tratamiento de este tipo ese problema se minimiza, gracias a la aplicación de la grasa. De esta manera, el resultado de un lipofilling (antes y después) es la armonización de las proporciones faciales. Un rostro rejuvenecido y revitalizado, con más volumen y elasticidad allí donde se necesita.

Como valor añadido, aparte de su efecto voluminizador, la grasa contiene células madre que regeneran la piel y mejoran su textura y luminosidad. En conclusión, con el lipofilling facial -antes y después- se puede ver resultados inmediatos, pero estos van optimizándose con el paso de las semanas por la acción de las células madres.

lipofilling facial antes despues

Lipofilling facial en Barcelona

Este tipo de rellenos de grasa en la cara, además, no necesitan hospitalización. Y la anestesia que se aplica es local. Por ello, se pueden realizar en un centro médico, es decir, de forma ambulatoria. En Clínicas NG disponemos de varios centros donde ofrecemos lipofilling facial en Barcelona.

Tampoco debes preocuparte por un posible rechazo y por los efectos secundarios, ya que se trata de un injerto autólogo (una sustancia que procede de tu propio cuerpo) totalmente biocompatible. Nuestros expertos en lipofilling facial en Barcelona te aconsejarán, además, si en tu caso puedes complementar este tratamiento con otros según tus necesidades.

Lipofilling facial: la recuperación

Tras llevar a cabo el relleno de grasa en la cara, el área tratada puede presentar un poco de inflamación, la cual desaparecerá con el paso de los días. Como los pequeños hematomas. Pero, según nuestra experiencia, los pacientes se recuperan del lipofilling facial en unas 48 horas aproximadamente. Pensemos que es un procedimiento mínimamente invasivo. No obstante, durante la siguientes dos semanas hay que evitar hacer deporte o golpearse

Por otro lado, a diferencia de otros rellenos, la mayor parte de la grasa introducida no se acaba perdiendo con el paso del tiempo. Eso no quiere decir que se detenga el proceso de envejecimiento como tal, pero el volumen y la elasticidad conseguidos tienen resultados muy duraderos.

Lipofilling facial, ¿qué precio tiene?

En un lipofilling facial, el precio depende de varios factores. Pero, por lo general, si buscas el precio de un lipofilling facial en Barcelona, el precio rondará los 1.800 € si es completo -es decir, si se hace un rejuvenecimiento total de la cara trabajando en todas las zonas necesarias-. Pero este coste se reducirá si solo se tratan determinadas áreas del rostro.

Independientemente del precio, que finalmente puede variar según las necesidades del paciente y el tipo de anestesia utilizada,  si examinamos un rostro tratado con lipofilling facial (antes y después) veremos que el relleno de grasa en la cara consigue mejorar la calidad de la piel y zanjar la problemática de la falta de volumen a causa del envejecimiento. Y en ningún caso se altera la expresión. ¡Los efectos son muy naturales!

CONSÚLTANOS Pídenos una cita y estaremos encantados de atenderte.