Liposucción

La liposucción, actualmente conocida también bajo el nombre de lipoescultura, es una técnica quirúrgica que se realiza para conseguir eliminar depósitos de grasa localizada en ciertas zonas del cuerpo, como los brazos, las nalgas, las caderas, los muslos, etc. No tiene que verse como un sustituto de la pérdida de peso, sino como un procedimiento para extraer los excesos localizados de grasa que no desaparecen con la dieta ni el ejercicio.

  • FICHA TÉCNICA
  • Tiempo quirúrgico: 1-3 horas
  • Anestesia: General
  • Hospitalización: 0-1 noches
  • Recuperación: 1 semana
  • Resultados: 15 días
Antes
Después
Antes
Después
Antes
Después

La liposucción o lipoescultura tiene como propósito, además de hacer desaparecer una gran parte de tejido adiposo, conseguir volúmenes proporcionados y sin irregularidades, sin “bultos” antiestéticos. Es fundamental que la piel del paciente tenga una buena flexibilidad, para que después de la operación se contraiga y ajuste a la nueva morfología, cicatrizando lo antes posible.

LA PRIMERA VISITA A TU CIRUJANO PLÁSTICO

En el primer acercamiento con el cirujano, comunícate con él de la forma más abierta posible. Con todos los datos obtenidos tras esta primera visita, y el examen físico, nacerán claves primordiales para sugerirte el mejor diagnóstico de liposucción. Tras ello, el experto te informará sobre las técnicas que utilizará. La comunicación cirujano-paciente siempre debe ser sincera y realista.

ZONAS A TRATAR Y PREOPERATORIO

El cirujano identificará dónde se encuentran los depósitos grasos y evaluará las condiciones de la piel. La liposucción o lipoescultura puede comprender un amplio conjunto de zonas del cuerpo, como brazos, piernas, muslos, trocánteres (las llamadas “cartucheras”), caderas, tobillos, mejillas, cuello, nalgas, vientre… Tanto de mujeres como de hombres. Pero tienes que acordarte que esta cirugía no es como un régimen para la obesidad, sino para contornear la figura retirando la grasa de superficies localizadas.

EL DÍA DE LA OPERACIÓN DE LIPOSUCCIÓN

El día de la operación el cirujano dibujará en tu cuerpo unas líneas como guías para la operación. Luego, se limpiará y desinfectará la región a intervenir. Tras ello vas a conocer al grupo de anestesistas, quienes en quirófano te administrarán anestesia general para hacer la intervención de lipoescultura. Una vez realizada, te colocarán una faja, unas medias u otro tipo de complemento postquirúrgica, según donde se haya efectuado la liposucción.

EL POSTOPERATORIO

Después de la operación, quedarás ingresada unas horas mientras tu cuerpo se va adaptando a su nueva fisonomía, pero no va a ser preciso que pases 24 horas en el hospital (excepto en liposucciones más complejas y que engloban numerosas superficies del cuerpo). Doce horas van a ser suficientes en intervenciones de lipoescultura comunes. Además te colocarán un vendaje que vas a tener que llevar a lo largo de una semana, y más adelante -conforme a la zona tratada- quizá debas ponerte una faja a lo largo de, por lo menos, tres semanas más.

LA VUELTA A LA RUTINA TRAS UNA LIPOESCULTURA

A lo largo de los siguientes días vas a tener hematomas y puede que sientas insensibilidad o dolor, aunque las afecciones remitirán con la medicación previamente prescrita. La inflamación y los hematomas irán desapareciendo tras el primer mes de postoperatorio, aunque hasta los seis meses puede que percibas una ligera hinchazón. Además, si tu liposucción se ha realizado en la región media o baja del cuerpo, tu cirujano te aconsejará que comiences a andar cuanto antes para impedir signos de trombosis en las piernas. Pero no es aconsejable que realices actividades intensas a lo largo de las cuatro primeras semanas.

 

CONSÚLTANOS Pídenos una cita y estaremos encantados de atenderte.

    PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LIPOSUCCIÓN

    ME SOMETÍ A UNA LIPOSUCCIÓN HACE TIEMPO PERO QUEDARON HUECOS Y BULTOS, ¿QUÉ HAGO?

    Estando en manos de buen especialista, titulado y con experiencia, esto no suele ocurrir. No obstante, si por algún motivo se producen huecos y bultos, estos se pueden corregir a posteriori con rellenos de grasa propia (lipoestructura).

    TRAS UNA CESÁREA, ¿PUEDO HACERME UNA LIPOSUCCIÓN EN EL ABDOMEN?

    Esta es una situación que debe estudiarse. Tu cirujano valorará si es factible proceder a una liposucción -que en ocasiones, debido al estado de los músculos tras la cesárea, no es lo más idóneo- o si es preferible una abdominoplastia. Esta segunda técnica sí que se enfoca en retirar la piel sobrante.

    ¿CUÁL ES LA MEJOR ESTACIÓN DEL AÑO PARA UNA LIPOSUCCIÓN?

    Teniendo en cuenta que has de llevar una venda y, después, una faja durante al menos 30 días, realizarte una liposucción justo antes de tus vacaciones de verano puede resultarte molesto a la hora de ir a la piscina o a la playa, exponerte al sol, etc.

    ¿CUÁNTO ME DURARÁN LOS RESULTADOS DE LA OPERACIÓN?

    La grasa eliminada mediante liposucción no vuelve. Pero si tras la cirugía no se lleva una dieta saludable, y si no se practica ningún tipo de ejercicio físico, puede llegar a crearse nueva grasa.