Aumento de pecho

El aumento de mamas es una de las operaciones estéticas más usuales y conocidas a día de hoy. Gracias a los resultados de esta operación, no solo es beneficiosa a nivel estético -como lo es para las mujeres que tienen poco pecho- sino que puede serlo también desde el punto de vista psicológico. Muchas mujeres recuperan su autoestima y se sienten mejor consigo mismas y con su cuerpo tras un aumento de pecho muy deseado.

  • FICHA TÉCNICA
  • Tiempo quirúrgico: 1 hora
  • Anestesia: General
  • Hospitalización: 1 noche
  • Recuperación: 1 semana
  • Resultados: 20 días
Antes y después de aumento de pecho pequeño
Antes
Después
Antes y después de aumento de pecho separado
Antes
Después
Antes y después de aumento de mamas
Antes
Después

El fin de esta intervención es dar más volumen y una forma más atractiva a los senos, colocando los implantes adecuados. Esta intervención hace que el pecho tenga una o varias tallas más, logrando una armonía en las curvas de la mujer. Tener unas mamas más bonitas es el sueño de muchas mujeres, pero también a veces una necesidad estética si son demasiado planos o están «vacíos».

LA PRIMERA VISITA A TU CIRUJANO PLÁSTICO

En tu primera visita vas a tener la posibilidad de describir a tu cirujano plástico cuáles son tus expectativas, y debes hacerlo de la forma más abierta y sincera posible. Es el momento de que el especialista te examine de manera minuciosa, mida tus proporciones y te dé respuestas. Tras la valoración obtenida a través del primer reconocimiento, te dará el diagnóstico adecuado. En este primer contacto es cuando decidirás si el cirujano plástico te da bastante seguridad para seguir con la operación de aumento de mamas. El profesional que has escogido tendrá que ser lo más sincero posible e informarte sobre cuáles son las técnicas más correctas para ti.

LA ELECCIÓN DEL PLANO Y LAS PRÓTESIS MAMARIAS

Es fundamental que sea tu médico el que te recomiende el tipo de implante más idóneo para tu caso en concreto. Todo influye: el volumen, tu constitución física, el estado de tu musculatura, la flexibilidad de tu piel, etc. Con todos estos datos, el cirujano te recomendará lo mejor para ti. Las prótesis mamarias más frecuentes tienden a ser de gel de silicona de diferentes cohesividades, pero también existen los implantes rellenos de suero salino. Som lisos o rugosos según su textura. Y, de acuerdo con la forma, pueden ser redondos o anatómicos. Estos últimos se adaptan a la forma originaria del pecho a causa de su forma de “gota”. Tengamos en cuenta que la intención es lograr un aspecto realmente parecido al de un pecho natural

En cuanto a las incisiones para introducir el implante, estas se practican en la región periareolar (areola del pezón), en el arco submamario (debajo de la mama) o en la región axilar. Tu doctor te informará de los pros y contras de cada tipo de incisión. En lo que se refiere a los planos, las prótesis se sitúan usualmente debajo de la fascia (tejido que rodea el músculo más grande del pecho) lo que minimiza la aparición de las contracturas capsulares, frente a los implantes situados en el plano subglandular. En todos los casos, es el médico el que ha de dictaminar el plano y la técnica a emplear.

AUMENTO DE MAMAS «HÍBRIDO»

Quizá hayas oído hablar del aumento de pecho híbrido. Este combina la introducción de prótesis con la infiltración de grasa propia purificada de la propia paciente. Por ello, previamente se necesita realizar una pequeña liposucción, para extraer esa grasa que después ayudará al aumento de pecho. Esa liposucción se puede realizar en una zona donde la paciente tenga grasa acumulada resistente, como el abdomen, los muslos, los flancos, etc.

Se escoge el implante y, después, se inyecta la grasa purificada (injerto graso) para mejorar el contorno, conseguir una mayor simetría y, sobre todo, conseguir un resultado muy natural. Tanto a la vista como al tacto. Con esta técnica, no es preciso utilizar un implante muy voluminoso.

Aunque se suele decir que esta cirugía es nueva, no es así. Lo que he ocurre es que ha proliferado con el tiempo. El objetivo de combinar implantes y grasa es optimizar la calidad del aumento mamario, cuando solo con prótesis puede ser difícil. Pero hay que estudiar caso por caso. El aumento híbrido permite al cirujano más flexibilidad a la hora de esculpir lo que será la mama defintiva.

EL PREOPERATORIO

Entendemos perfectamente que estés nerviosa, pero debes intentar mantener la calma y seguir con tu rutina con total normalidad antes de la intervención. Tu médico cirujano te solicitará diversas pruebas médicas, como análisis de sangre, un electrocardiograma, una radiografía de tórax y una mamografía. Mientras tanto, tú por tu parte, puedes comenzar a aplicarte en los senos una crema hidratante. E intenta dejar de fumar; el tabaco es muy perjudicial, ya que retrasa el proceso de cicatrización.

EL DÍA DE LA OPERACIÓN DE PECHO

¡Al fin llegó el esperado día! Procura reposar todo lo posible la noche anterior y mantenerte relajada, y no olvides tu neceser, unas zapatillas y un pijama con el que te sientas cómoda. Una vez en el hospital, te entregarán ropa interior esterilizada, y el cirujano dibujará en tu cuerpo unas líneas que servirán de guía para la operación. Se te administrará anestesia general y te adentrarás en un estado de sueño profundo, para que no notes nada en el quirófano. Cuando despiertes, al finalizar la operación, llevarás puesto un brasier o sostén postoperatorio.

EL POSTOPERATORIO

Ese día quedarás ingresada mientras tu cuerpo se va recuperando. Pero al día siguiente ya tendrás la posibilidad de marcharte, guardando las precauciones que te recomiende tu cirujano. Los primeros días vas a necesitar reposo y te vas a sentir algo débil, notando tus pechos inflamados. Sin embargo, al finalizar la primera semana, tú misma te encontrarás con ganas de volver a tu rutina diaria.

LA VUELTA A LA RUTINA TRAS UN AUMENTO DE PECHO

Para tu vuelta a la rutina es muy importante que evites mover los brazos de forma brusca, y no levantar objetos pesados. Quizá notes que te cuesta conducir, lo que es debido a que se tensan los músculos por levantar los brazos. Ten presente que cada paciente tiene un ritmo de rehabilitación y cicatrización diferente. No tengas prisa. Los implantes se irán adaptando a su nuevo lugar con el paso de los meses, hasta que te sientas completamente bien. Es muy recomendable usar sujetadores y cremas que hidraten apropiadamente, y que evites cualquier golpe en la zona.

CONSÚLTANOS Pídenos una cita y estaremos encantados de atenderte.

    PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE AUMENTO DE MAMAS

    ¿QUÉ PRÓTESIS SON MEJORES? ¿LAS REDONDAS O LAS ANATÓMICAS?

    No se puede afirmar que unas sean mejores que otras. Se diferencian en su forma y en la técnica que se utiliza para su colocación. No obstante, los implantes anatómicos tienen una gama más amplia de perfiles y formas, de modo que pueden ayudar a que la forma de los senos mejores.

    ¿QUÉ SON LAS CONTRACTURAS CAPSULARES?

    El encapsulamiento ocurre cuando hay una cicatrización anómala de la cápsula que se genera alrededor del implante mamario, porque el organismo rechaza la prótesis. En realidad, tras una intervención con implantes, el cuerpo produce una cápsula fibrosa siempre de manera natural, y lo habitual es que esto no cause molestia alguna. Sin embargo, en ocasiones se desarrolla más de lo debido, presionando los tejidos. Y en estos casos la mama se endurece, pudiendo hasta sufrir una deformación. Y es posible que ocasione dolor. En estos supuestos, se suele aconsejar la retirada de los implantes, aunque también puede llegar a reconducirse la situación con masajes y otros tratamientos específicos. En cualquier caso, recuerda que los implantes rugosos disminuyen el riesgo de contractura capsular, siendo los de textura lisa los menos usados.

    ¿ME PASARÁ ALGO SI SUBO A UN AVIÓN RECIÉN OPERADA?

    No. Se trata de una leyenda urbana. Viajar en avión no puede provocar que “estallen” tus prótesis.

    ¿PODRÉ DAR EL PECHO A MI BEBÉ CUANDO SEA MADRE?

    Sí, pero médicamente es recomendable esperar como mínimo un año para hacerlo.