fbpx

Lifting de cuello para eliminar la papada

El lifting de cuello es una intervención de cirugía estética con la que se puede eliminar la papada y el rejuvenecer de la piel del cuello. En este artículo, exploramos en detalle qué es el lifting de cuello, las técnicas utilizadas, sus beneficios estéticos, la franja de edad a la que habitualmente se realiza este tratamiento y en qué consiste el postoperatorio.

Además de sus ventajas estéticas, el lifting de cuello puede mejorar significativamente la autoestima, sobre todo en personas que tienen la piel de la zona muy envejecida, descolgada y/o abultada.

¿Qué es el lifting de cuello?

Esta clase de lifting mejora el contorno del cuello y la línea mandibular, eliminando el exceso de piel y grasa, y tensando los músculos subyacentes.

Con este método quirúrgico se pueden solucionar problemáticas como la papada, la flacidez de la piel y las bandas verticales -o las líneas horizontales- en el cuello, proporcionando un aspecto más joven y firme.

Las técnicas que puede incluir un lifting de cuello son las siguientes:

  • Liposucción cervical, que se destina a retirar la acumulación de grasa en el cuello. Sobre todo con una con buena elasticidad de la piel, los resultados son muy satisfactorios. Esta eliminación de depósitos de grasa mejora la línea del cuello y la mandibular.
  • Platismaplastia, enfocada a tensar los músculos (platismas) del cuello, que pueden debilitarse y causar bandas verticales con la edad, entre otros signos de envejecimiento. El cirujano realiza pequeñas incisiones para acceder a la musculatura y tensarla, para un aspecto más juvenil.
  • Eliminación de piel descolgada y envejecida a causa de la edad. Esta se retira y se ajusta el tejido que queda, también tensándolo.
  • Lifting cervical completo, donde se aplican las tres técnicas anteriores. Es idóneo para combatir la flacidez severa de la piel a la vez que exceso de grasa. Aquí se combina la liposucción con el tensado de los músculos y la retirada del exceso de piel. El resultado es un cuello más firme y contorneado.

Beneficios estéticos del lifting de cuello

El lifting de cuello ofrece una serie de beneficios estéticos que pueden tener un impacto notable en la apariencia del paciente. Los principales son:

    • Eliminación de la papada, el aspecto más destacado de esta operación. Se puede eliminar eficazmente el exceso de grasa y piel debajo del mentón, para un resultado definido y atractivo.
    • Rejuvenecimiento de la piel, ya que con este tipo de lifting, además de retirar la piel sobrante si la hay, se tensa la piel flácida y se reducen las arrugas y líneas finas, aportando frescura.
    • Mejora de la línea mandibular. Al tensionarse piel y los músculos del cuello, y quitar la grasa indeseada, el lifting de cuello redefine el ángulo facial, lo que puede hacer que la cara se vea más esculpida y armoniosa.

Edad más habitual para un lifting de cuello

No hay una edad específica para someterse a un lifting de cuello, ya que no es una necesidad y la preferencia varía de una persona a otra. Sin embargo, la mayoría de los pacientes que optan por este procedimiento tienen entre 40 y 70 años.

No obstante, personas más jóvenes pueden tienen problemas -sean genéticos o no- de acumulación de grasa en el cuello. O de flacidez prematura de la piel. Y también a ellos se les podría recomendar un lifting de cuello.

En cualquier caso, es indispensable concertar una consulta previa con un cirujano plástico cualificado para determinar si eres un buen candidato para esta variedad de lifting, y que te asesore sobre cuál sería el mejor momento para hacerlo en tu caso particular.

Postoperatorio del lifting de cuello

Postoperatorio del lifting de cuello

El postoperatorio del lifting de cuello es un crucial del proceso de recuperación, y para que los resultados finales del procedimiento sean óptimos.

Inmediatamente después de la cirugía

Después de la intervención, es muy común experimentar hinchazón, moretones y una sensación de tensión en el cuello. Pero estos síntomas son normales y disminuyen gradualmente en los días posteriores. El uso de una banda elástica de compresión es imprescindible, ya que ayuda a reducir la hinchazón y minimizar los hematomas. A partir del cuarto día prenda puede quitarse durante unas horas para después volverla a poner, hasta el décimo día de postoperatorio (cuando ya no es necesaria).

Cuidados en casa

Es fundamental seguir las instrucciones del cirujano para la siguiente etapa del postoperatorio. Esto incluye mantener la cabeza elevada, evitar movimientos bruscos del cuello y tomar los medicamentos prescritos para el dolor y la inflamación. También se aconseja evitar la exposición directa al sol y el esfuerzo físico intenso durante las primeras cuatro semanas.

Seguimiento con el especialista

Las visitas con el cirujano son esenciales para controlar el progreso de la recuperación y asegurarse de que las curas son correctas. Durante estas visitas, el experto podrá retirar los puntos de sutura si es necesario, y resolver cualquier preocupación que te pueda surgir.

¿Cuándo veré los resultados de mi lifting?

Los resultados finales del lifting de cuello pueden tardar unos dos o tres meses en ser completamente visibles. Y después, son permanentes, pese a que el proceso de envejecimiento continúa. Con el tiempo, es posible que aparezca nueva flacidez o acumulación de grasa debido a factores naturales como la gravedad y la pérdida de elasticidad de la piel.

Sin embargo, esta cirugía proporciona una base sólida para mantener una apariencia juvenil durante muchos años. Con un buen cuidado de la piel, junto a otros tratamientos estéticos adicionales, puedes prolongar en el tiempo el rejuvenecimiento logrado en quirófano.